Return to site

Mindfulness, organizaciones y neurociencia: mentes poderosas

El boom del Neuromarketing en las empresas -cómo conociendo el funcionamiento del cerebro podemos diseñar un mix de marketing mucho más eficaz -empezando por las campañas- es sólo el principio: conocer el cerebro y la mente, y por ende, conocernos mejor a nosotros mismos, ha abierto un camino de mejora de la eficacia, la creatividad, y la agilidad, así como del balance personal y bienestar en las organizaciones, sin precedentes.

Una comparación entre los escáneres cerebrales de personas con práctica en Mindfulness y neófitos ha comenzado a explicar por qué este conjunto de técnicas para el entrenamiento de la mente tienen tal potencial de suministro de beneficios. Hoy sabemos que el cerebro puede ser modificado en poco tiempo con prácticas sistemáticas y con experiencias poderosas, lo que se conoce como Neuroplasticidad.

A nivel cerebro-mente, se han constatado -entre muchos otros- los siguientes beneficios, y éstos se han podido localizar en determinadas áreas cerebrales, que se muestran más activas o de distinto tamaño.

Mayor Regulación de comportamientos, decisiones más  sabias-:  lo que se observa en una mayor activación de la corteza prefrontal.

Mayor capacidad de aprendizaje y  memoria, que se correlaciona con la mayor activación  del hipocampo.

Mejor manejo del estrés: se observa una reducción en el tamaño de la amígdala, en el sistema límbico, asociada al estrés. Los practicantes de Mindfulness demostraron mayor capacidad de observar pensamientos, emociones y sensaciones sin dejarse llevar por  reacciones automáticas.

Mejor procesado de información y foco: se observó un córtex cerebral más rugoso y con más materia gris.

Incluso mayor felicidad, que también se traslada a las imágenes de escáneres cerebrales, en los que se observa un mayor lóbulo pre-frontal izquierdo, asociado a la misma.

Finalmente, la meditación ha demostrado cambiar la actividad eléctrica del cerebro, incrementando la presencia de ondas cerebrales Theta y Alpha, asociadas a la atención relajada y creatividad.

Aunque todos estos beneficios son relevantes para cualquier persona, es evidente que en el mundo organizativo actual, en el que lidiamos con entornos extremadamente complejos ,volátiles, y una gran saturación informativa, estar más alineados a nuestro verdadero potencial y dejarnos llevar menos por automatismos reactivos de estrés es especialmente importante.

Algunas de las mejoras observadas son especialmente relevantes a nivel de liderazgo: por ejemplo, se ha comprobado como el nivel de desarrollo de la autoconsciencia del líder tiene un efecto determinante en los equipos y sus  organizaciones. Goleman y Boyatzis estudiaron las diferencias en las áreas del cerebro que se asocian a la expresividad emocional, empatía y regulación emocional y su reacción ante la evocación de determinadas experiencias pasadas. Los líderes resonantes activaban 14 regiones en su cerebro (atención, el sistema espejo...); mientras que los disonantes activaban sólo 6 (algunas relacionadas con emociones negativas o menor compasión, o foco estrechado) y desactivaban 11. El estudio concluía que el líder disonante apagaba a las personas, los alienaba y dañaba su motivación, y sucedía al revés con el líder resonante. Podemos concluir de todo esto que un entrenamiento en Mindfulness que fortalece aquellas partes del cerebro que ayudan a balancear las emociones es beneficioso para toda la organización.

En definitiva, podríamos decir que estamos abriendo una nueva etapa de Neuromanagement, aunque nuestra perspectiva es más profunda: realmente, estamos aprendiendo a acercarnos al verdadero potencial de las personas, a conocer las trampas en las que nos metemos por nosotros mismos (reacciones automáticas, memorias inconscientes, marcos mentales) y salir triunfantes de ellas. Bienvenidos al futuro.

ext here.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK